Nueva guía del CSIC sobre ventilación en las aulas

Nueva guía del CSIC sobre ventilación en las aulas

  • 21/10/2020

La ventilación de los espacios cerrados en los que convivimos y trabajamos es una medida de prevención esencial contra la COVID-19. María Cruz Minguillón y Xavier Querol, ambos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con la colaboración de José Manuel Felisi y Tomás Garrido de la Asociación Mesura,  han elaborado una guía que da las pautas sobre la ventilación en las aulas para reducir el riesgo de contagio por la COVID-19.

La guía recomienda cómo debe ser la ventilación (sustitución del aire interior potencialmente contaminado con aire exterior libre de virus) y la purificación del aire (eliminación de las partículas en suspensión susceptibles de contener el virus) para que sea eficaz según el volumen de la sala, el número y edad de los ocupantes,  y la actividad que se desarrolle en ella. También aporta las herramientas para determinar si las condiciones de ventilación alcanzadas son adecuadas.

Los investigadores indican en la guía que la reducción del riesgo de contagio se consigue disminuyendo la emisión y la exposición a partículas en suspensión (aerosoles), susceptibles de contener virus mediante:

  • uso de mascarilla bien ajustada
  • reducción del tiempo de exposición
  • aumento de la distancia interpersonal
  • ventilación o purificación del aire para eliminar o reducir la concentración de virus en el aire

Recomendaciones de ventilación

  • La guía sigue las recomendaciones de la guía de la Universidad de Harvard, que recomienda 5-6 renovaciones de aire por hora.
  • Los expertos insisten en que las actividades en exterior son siempre preferibles al interior.
  • En el caso de que la actividad tenga que ser interior, es preferible en aulas con ventilación natural, especialmente ventilación cruzada (ventanas y puertas en lados opuestos).
  • Además, se propone la utilización de equipos extractores o impulsores individuales si la ventilación natural no es suficiente (con filtros HEPA)

La solución puede ser una combinación de opciones. Para evaluar si una configuración dada es suficiente la guía describe dos métodos basados en medidas de dióxido de carbono (CO2) que tienen como finalidad determinar cuantitativamente la ventilación de un aula.

La guía es aplicable a otros espacios interiores como oficinas u otros edificios de uso público. 
 

Decentlab ayudando a la medición del CO2, el factor clave

Las medidas de dióxido de carbono (CO2) permiten conocer cuándo un habitación/despacho/aula debe ser ventilado. Los sensores IoT LoRaWAN de Decentlab sistematizan la monitorización de los niveles de CO2:

  • DL-LP8P: en los exteriores del edificio cuyo interior queremos mantener bien ventilado, para conocer el nivel de CO2 de referencia en el entorno
  • DL-IAM: en el interior de cada aula/despacho/espacio interior, permitiendo lecturas cada 10 minutos de los niveles de CO2  (junto con el de partículas orgánicas volátites (TVOC), temperatura, humedad, presión barométrica, luminosidad o presencia).

Contacta con Catsensors y te informaremos sobre las características de los sensores LoRaWAN que distribuimos en España, así como de los medios que necesitarás para su despliegue (antena, plataforma de datos y panel de visualización que te permita fijar alarmas para los niveles de CO2 objetivo) y de nuestros partners que pueden ayudar con garantías en este proceso con sus soluciones llaves en mano.


ENLACES:

Acceso a la noticia en la web del CSIC

Anexo: excel para cálculos de ventilación



Representante oficial de la firma suiza Keller AG für Druckmesstechnik, líder europeo en la fabricación de sensores de presión piezo-resistivos aislados. Más de 40 años de experiencia y más de 1 millón de sensores fabricados cada año avalan los productos Keller como la mejor solución para su aplicación de medida o control de presión en cualquier fluido.

SEGUIMIENTO DE ENVÍOS

NOS VALORAN LOS CLIENTES

Ver más reseñas

Déjanos una reseña